CreandoTuVida
                              una nueva forma de vivir                   
                                                                                                                                                                    
Emba
jada de Paz

Your Subtitle text
yoga embarazadas 3

Yoga Para Embarazadas 3

 
                                Por Eliana Mariela D’Alessandro                                         (Instructora de Hatha Yoga, licenciada     
                                        en Psicología y especialista en Sexología)





El desarrollo y planificación de una clase de Yoga de Embarazadas en principio no va a variar radicalmente de aquella clase que aplicamos en otros grupos. Se incluirán así trabajo de cervicales, hombros, elongaciones, tonificación, equilibrio, etc. Todos estos ejercicios tienen como finalidad hacer que la energía pueda circular libremente por todo el cuerpo. Es solo que, conociendo la anatomía y fisiología del embarazo, sabemos a qué zonas le adjudicaremos más importancia.  Me gusta trabajar siempre con la correlación que existe entre las diferentes partes del cuerpo.

En el embarazo hay zonas íntimamente ligadas como:

La boca y la vagina: tenemos la presencia de labios en ambas, la consistencia de los tejidos es similar, se trata de zonas tersas, húmedas y flexibles, muy extensibles. Son muy sensibles al tacto, delicadas y pueden ser modificadas por las emociones. Cuando nos enojamos, generalmente tensamos la boca, apretamos los dientes y eso se pone de manifiesto en todo nuestro rostro, que se hace rígido y cambia en su apariencia. Los labios se cierran y las mejillas se ponen duras. Lo mismo sucede en la vagina. A veces el conocimiento de estas similitudes hace que podamos trabajar la zona de la boca y por memoria corporal, esto pueda ser llevado a una toma de conciencia sobre nuestra vagina y evitar tensiones produciendo una sensación de aflojar y soltar.

Práctica: Para un trabajo en esta zona, aprendemos a soltar la mandíbula y la boca. Apretamos fuertemente y luego aprendemos lentamente a soltar. Masajeamos con la lengua su cavidad interna, acariciamos los labios, por fuera, la comisura de la boca tomando conciencia de los tejidos y su textura. Abrimos y cerramos la boca como un pez. Con la lengua extendida presionamos contra el interior de una mejilla y la otra, sentimos cómo ceden elásticamente los músculos ante la presión de la lengua y luego trasportamos esa sensación a la presión que ejerce el útero sobre la zona abdominal, aflojamos mandíbulas y músculos abdominales. Hacemos un reconocimiento profundo del interior de la boca, la parte rígida del paladar. Luego hacemos una O con la boca simbolizando la dilatación del cérvix en el momento del parto. La mamá aprende así a reconocer su zona bucal y a manejarla. En el momento del parto, gracias a esta memoria corporal aprenderá a no tensionar esta zona cuando no sea necesario.

Vértebras cervicales y vértebras lumbar: la cintura escapular tiene relación con la cintura lumbar. Si aflojamos la zona de hombros y cuello esto va relajar la zona baja también. Los músculos que conforman nuestra espalda están íntimamente adheridos a las vértebras, estos son los músculos espinales. Es una cadena de múscul
os que están entrelazados unos con otros.  Por ello es que una tensión cervical puede desencadenar efectos no deseados en la zona lumbar. Así, se trabajará la soltura de la cintura escapular  para evitar la rigidez en la pelvis, en el momento del parto.

Práctica:
Se trabaja con movimientos de cuello, parte alta de la espalda. Brahmamudra o el gesto de Brahma, una de las deidades Hindúes, específicamente el dios Creador será el ejercicio de elección que no va a faltar en todas las clases de Yoga para Embarazadas. También se trabajan rotación de hombros y brazos, favoreciendo a la apertura de Anahata Chakra o Chakra del corazón.
Namasté,*
Eliana


Aquí estoy con Cris con un Eclipse de luna en la playa. Cris está de cuatro meses y medio.

Dedicaré un artículo completo en la próxima publicación para hablar de  la relación entre Diafragma – Perineo y para el trabajo de toda la zona pélvica y conjuntamente con los distintos tipos de respiraciones para la embarazada. Ahora… a ponernos a practicar un poco, antes de seguir…

*Namaste, como Namaskar, es un saludo en sánscrito. Lo usamos muchos los profesores de yoga.  Cuando lo utilizas con gente de la India se sienten muy honrados.  La definición más exacta vendría a ser algo así: "mi alma saluda a tu alma pues reconocen que en realidad son una".  A mí me encanta, y así deseo saludar a los miembros de CreandoTuVida. Namaste,Ellie.


Lic. Eliana D’Alessandro

Instructora de Hatha Yoga
Psicóloga especialista en Sexología
Barcelona, España

Volver Inicio >>  
Volver a Reportajes >>
Voler a Creando Salud >>
Leche de Cereales para el Bebé >>
M
ás sobre Eliana D'Alessandro >>

Más artículos por Eliana D’Alessandro:
Yoga Para Embarazadas 1 >>
Yoga Para Embarazadas 2 >>
El Arte del Yoga >>
El Yoga Como Complemento en Psicoterapia >>



Website Builder