CreandoTuVida
                              una nueva forma de vivir                   
                                                                                                                                                                    
Emba
jada de Paz

Your Subtitle text

Qi Gong - Meditación taoísta

EL HOMBRE ENTRE EL CIELO Y LA TIERRA
Por Elizabeth Pecere

La tradición taoísta china dice que las personas estamos
hechas a imagen del Cielo-Yang y de la Tierra-Yin, siendo
además interdependientes con el cosmos.   Esta visión y  sus relaciones con el universo son fundamentales para la práctica del Qi Gong.

El individuo se encuentra entre el cielo y la tierra, respondiendo a uno y a otra.  En ese sentido la persona  es un microcosmo, un modelo reducido del universo (macrocosmo).
 
De acuerdo a la Gnosis taoísta (sabiduría Taoista), los conceptos del individuo y del universo derivan de un pensamiento interior, inductivo e intuitivo.  La cosmología del Tao es una ciencia que nace de la meditación.  En esta cosmología, no hay un universo sino múltiples universos que tienen puntos de intersección con el nuestro, pero que no son perceptibles: no pueden ser detectados mediante la simple observación.

De la nada inicial del Tao, o del Qi primordial, emergen todas las manifestaciones materiales, gracias a un principio soberano que existe en sí mismo: el Tai Chi o el Tai JiEl Tai Ji es el principio que contempla las polaridades yin y yang como opuestos y a la vez complementarios, ya que la manifestación máxima de un polo conduce al otro.  Uno contiene al otro.
 
Todo lo que existe en el Universo,  está sometido a la ley del Yin-Yang.  Las personas procedemos del Yin-Yang.  Simbólicamente, el Cielo representa el arquetipo Yang mientras que la Tierra representa el modelo Yin.   Nuestro cuerpo físico responde en sí mismo al principio del Yin-Yang.  Este punto es fundamental para seguir la fisiología china en sus aplicaciones en la medicina y en la práctica de Qi Gong.

A partir de este principio de polaridad, y de complementariedad yin y yang, podremos analizar como la mujer construye su identidad a diferencia del hombre. 

La mujer: por su naturaleza yin (tierra) es receptiva desde su físico y es yang como emisora desde su mente, creando pensamientos.  Ella es  más perceptiva a lo inmaterial, lo sutil.  Desde su intuici
ón o sensopercepcihón, se abre al sentir, a las emociones.

Desde su cuerpo, la mujer,  es sensible a los impactos externos; viéndose sus emociones afectadas por lo que recibe.  Del resultado de la interpretación de su experiencia crea su pensamiento, estableciendo condiciones  que luego verá materializadas.

El varón: de naturaleza yang (cielo) emite desde lo físico, se mueve hacia fuera, y desde su mente es yin, receptor de ideas,  ejecutando desde lo que recibe.

Por lo tanto la mujer construye su identidad desde lo que siente con lo que recibe; el varón construye su identidad desde la obra que ve cuando ejecuta.  El se fija en el resultado final.

La práctica de Qi Gong nos ofrece como instrumento la posibilidad de liberar las emociones direccionar las energías y cambiar la calidad de estas  hacia fines específicos.   Para lograrlo debemos conocer como está compuesta la energía del cuerpo humano.
 
La energía o chi humano está conformada principalmente por dos tipos de fuerzas:
•    Energía original o prenatal, recibida por la energía heredada de los padres en el momento de la concepción (CHI DEL AGUA).
•    Energía posnatal ,originada por la energía de los alimentos y de la respiración (CHI DE FUEGO).
 
El chi de fuego se relaciona con las emociones, mientras el chi de agua con la sabiduría y  yi  representa la intenciòn, la mente

Generar chi de agua permitirá equilibrar las emociones, retardar el deterioro del cuerpo y  calmar  la mente, lo que  la mantendrá concentrada, permitiendo evaluar las cosas de forma objetiva.
 
Se conoce como QI GONG a toda práctica o estudio relacionado a la energía. A través de la respiración y la intención (mente), con tiempo y dedicación, es posible incorporar energía vital (amor), liberando las energías ancestrales impuras, reencontrándose con su naturaleza original. Descubriendo el poder de transformarse y transformar.
Por Elizabeth Pecere
(Profesora egresada del Instituto Europeo de Qi Gong Dr.Yves Requena –)
_____________________________________________
        MEDITACION TAOISTA


La meditación taoísta se basa en la práctica de la órbita  microcósmica, que es una respiración asociada a la concentración.
Esta técnica es la piedra
angular de los ejercicios de Qi Gong.
        

  • La órbita microcósmica es un ejercicio de salud, de regeneración. 
  • Es la técnica de longevidad por excelencia. 
  • Produce una limpieza de todo el Yang a través del Du Mai y de todo el Yin a través de Ren Mai.  
  • Permite sentirse renovado, reposado, tener menos necesidad de sueño.     
  • Disponemos de más energía y al mismo tiempo de mejor calidad y clarifi

    cada.


Según los taoístas, el Du Mai representa el Cielo Anterior y el Ren Mai representa el cielo posterior.  Es la forma de reunir el plano no materializado  antes del nacimiento con el plano manifestado y materializado del ser.


Esta respiración es el punto de partida, el arquetipo de la respiración embrionaria, y forma parte de la alquimia interna verdadera.


El Jing generado,  en el Dantian es transformado en Qi y el Qi sublimado en Shen, principio mental,  principio psíquico y espiritual.


Este refinamiento de la energía por la conciencia que circula en el cuerpo es una forma de refinar y de limpiar

la conciencia del cuerpo, la conciencia celular.

           

Elizabethpecere@yahoo.com.ar

Te- 5788-5684 . 155-007-6475
Volver a Inicio >>
Qi Gong
>>
¿Qué es Qi Gong? >>
Tai Chi >>
>Volver a Creando Salud >>
 




Website Builder