CreandoTuVida
                              una nueva forma de vivir                   
                                                                                                                                                                    
Emba
jada de Paz

Your Subtitle text
Paramahansa Yogananda, Bhagavad Gita
Pasajes de la “Canción Celestial” (Bhagavad Gita*)
Traducido de la versión inglesa de Sir Edwin Arnold
________________________________________________
¡La Muerte No Existe!
Los hombres de corazón sabio
no lamentan la suerte de quienes viven
ni de quienes han fallecido.
Ni tú ni yo, ni ningún otro ser…
jamás ha dejado o dejará de ser…
siempre y para siempre.
Todo cuanto vive, vive eternamente.
Así como el cuerpo humano
experimenta la infancia, la juventud y la vejez,
así también el alma toma
y abandona sucesivamente
diversas moradas físicas, una y otra vez.
Los sabios conocen esta verdad
y no temen a la muerte.
¡El alma, sábelo, es indestructible
 y se expande por doquier!
No puede jamás ser detenida,
decrecer o cambiar en forma alguna.
Sólo éstas, nuestras formas temporales
-en las cuales mora el espíritu inmutable,
inmortal, infinito- son perecederas…
Quienes no conocen la verdad, podrán afirmar:
“He matado!” o pensar: “¡He muerto!”.
Pero el alma no puede matar;
el alma no puede morir.

El espíritu no tiene nacimiento,
ni puede perecer jamás: Ha existido desde siempre.
¡El comienzo y el fin son sólo sueños!
El espíritu permanece por siempre
inmutable, sin nacimiento ni muerte.
Aunque su morada temporal perezca,
el espíritu es invulnerable a la muerte.


Te digo que las armas no pueden
atacar al alma;
ni pueden las llamas quemarla,

ni las aguas ahogarla,

ni los vientos secarla.

Inaccesible e inconquistable,
invulnerable e intocable;
inmortal, estable, todopoderosa, segura,
invisible e inefable; más allá
del pensamiento y la palabra,
un todo en sí misma: así es el alma.


¿Por qué, pues –sabiendo que es así-
habrías de llorar,
cuando no hay causa para hacerlo?
¿Habrías acaso de sufrir, si sabes
que el que acaba de fenecer,
al igual que el recién nacido, viven siempre
y no es sino el mismo Espíritu
siempre existente?


Así como los hombres se despojan
 de sus vestimentas usadas y,
adquiriendo nuevos ropajes, deciden:
“Éstos usaré hoy”,
así el alma se deshace
también calladamente
de su vestidura de carne,
y pasa luego a heredar
un nuevo ropaje.
Pasajes de la “Canción Celestial” (Bhagavad Gita*)

Traducido de la versión inglesa de Sir Edwin Arnold 
Foto de Claudio Vazquez >>>

*Su nombre significa ‘la canción de Bhagavan’. Bhagavan (‘opulento’) es uno de los 
nombres con que los hindúes llaman a Dios, siendo bhaga: ‘riqueza’
y vat: ‘el que posee’). A pesar de que el término gita (canción) es
 femenino, a veces se nombra al libro como masculino: ‘El canto del
opulento’. La Bhagavad-Gita es un poema filosófico de 700 versos,
divididos en 18 capítulos. Prácticamente se trata de un monólogo de
Krishna, ya que Árjuna se limita a hacer preguntas someras acerca
de sus dudas. El Guitá le agradaba a algunos filósofos, teólogos,
educadores, científicos y escritores del mundo occidental.
Por ejemplo, Henry Thoreau escribió en su diario: «Todas las mañanas lavo mi intelecto con
la estupenda y cosmogónica filosofía de la Bhagavad Gita... En comparación con estas
enseñanzas, nuestra civilización y literatura modernas me parecen mezquinas y triviales».
Según sus apologistas, la Gita es la esencia de la literatura védica (el vasto cuerpo de las
antiguas escrituras que componen la base de la filosofía y la espiritualidad hindúes) y un
resumen práctico de los 108 Upanishad, por lo que lo denominan Gitopanishad (o también
Gita-upanishad).
____________________________________________________________________________________
 PARAMAHANSA YOGANANDA Y REFLEXIONES SOBRE
LA INTUICION Y LA  ENERGIA DEL PENSAMIENTO

"La intuición  es la guía del alma, que surge espontáneamente en la persona durante esos momentos en que su mente se encuentra calmada. Casi todos hemos tenido experiencias de inexplicables y acertadas corazonadas, o hemos trasmitido nuestros pensamientos (léase energía o vibraciones) de una manera efectiva a otra persona. La mente liberada de perturbaciones o la estática de la inquietud, puede realizar todas las funciones del complicado mecanismo de la radio, emitiendo y recibiendo pensamientos, y retirando de su sintonía los pensamientos indeseados. Así como la potencia de una estación radiodifusora está regulada por la cantidad de corriente eléctrica que puede utilizar, así la efectividad de una radio humana depende de la intensidad de poder de voluntad que cada individuo posee." Paramahansa Yogananda

 "Todos los pensamientos vibran eternamente en el cosmos... La raíz de los pensamientos no es individual sino universal; una verdad  que no puede ser creada sino  percibida..." Paramahansa Yogananda


"El templo de Dios está dentro de tu alma. Penetra en esa quietud y permanece allí en meditación, con la luz de la intuición brillando sobre el altar. En ese lugar sagrado no hay intranquilidad, ni búsqueda, ni esfuerzo alguno. Sumérgete en el silencio de la soledad." (Paramahansa Yogananda)

"Tu problema al meditar consiste en que no perseveras lo suficiente como para obtener resultados y, por eso, nunca llegas a conocer el poder de una mente concentrada. Si dejas que el agua fangosa repose durante un tiempo prolongado, el lodo se depositará en el fon-do y el agua quedará clara. En la meditación, cuando empiece a asentarse el fango de tus pensamientos inquietos, el poder de Dios comenzará a reflejarse en las aguas claras de tu conciencia." (Paramahansa Yogananda)


Volver a art
ículos >>

Volver Inicio
>>
Website Builder