CreandoTuVida
                              una nueva forma de vivir                   
                                                                                                                                                                    
Emba
jada de Paz

Your Subtitle text
Masaru Emoto
EL PODER DE TRANSFORMAR EL MUNDO
por Brad Hunter
Periodista e investigador, comparte su búsqueda de información con los miembros de CreandoTuVida



Estudios de la física cuántica aseguran que la conciencia afecta a la materia y que la fuerza del pensamiento crea la realidad que decidimos experimentar. ¿Puede el hombre modificar su propia existencia a través del potencial de su mente?


Masaru Emoto, japonés y doctor, se dedica a las Medicinas Alternativas, y en especial a la investigación sobre las propiedades sanadoras del agua. Tras cinco años de trabajo, Emoto logró fotografiar cristales hexagonales que formaban distintas muestras de agua al congelarse. Con las imágenes que obtuvo llegó a la confirmación de su hipótesis: Ciertas muestras de agua corriente de grandes urbes presentaban una estructura de cristalización muy tosca, mientras que las muestras de agua de manantiales ofrecían cristales de una gran belleza. Por eso extendió su área de estudio y comenzó a fotografiar cristalizaciones de agua de distintos lugares del mundo (glaciares, lagos, agua de lluvia, fuentes), obteniendo cristales que cuanto más alejados se hallaban del quehacer humano tenían formas más bellas y resplandecientes.


Masaru Emoto junto a la productora de "Qué Rayos Sabemos?"

La sorpresa mayor llegó cuando logró transformar irregulares patrones de agua contaminada en hermosos cristales hexagonales sometiendo las muestras al influjo de música clásica y oraciones religiosas. También consiguió transformar cristales de agua destilada en increíbles patrones geométricos con sólo susurrarles palabras de agradecimiento, o bien al contrario, obtener horrorosas estructuras al someterlas a frases desagradables.


Como en algún momento dijo el doctor Masaru Emoto: “Las palabras son vibraciones de la naturaleza. De esa forma, palabras hermosas crean una naturaleza hermosa, palabras horrendas crean naturaleza horrenda. Esa es la raíz del universo". Estas premisas son apoyadas por los pensamientos de la física cuántica, que aseguran que la conciencia afecta a la materia y que la fuerza del pensamiento crea la realidad que decidimos experimentar.

La conciencia crea todo lo que desea. La mecánica cuántica aplicada a la vida cotidiana nos muestra que vivimos en una realidad que posee una "Sopa de posibilidades", y allí es donde mediante nuestra conciencia hacemos constantes elecciones. Entonces nos enfocamos en algo que deseamos ver y así se nos manifiesta en la realidad que percibimos mediante
nuestros sentidos.

EL “HADO” DE LA REALIDAD
Este gran investigador japonés analizó la estructura de un cristal de agua y demostró cómo se transforma dependiendo de la energía que se le aplique. De esa manera acuñó la palabra "Hado", que es la fusión de dos ideogramas que literalmente significan "onda" y "movimiento". En conceptos más específicos del doctor Emoto, su significado hace referencia al patrón vibracional intrínseco de toda materia a nivel atómico. Existe una frecuencia vibratoria en todo y la misma se ve afectada, dependiendo de la conciencia que tengamos de ello. Si todo es energía, todo está vibrando. Entonces, si queremos mejorar nuestra vida para que afecte nuestra realidad, debemos vibrar a una frecuencia más alta. Para ello hemos de cambiar el estado de conciencia haciendo uso de la fuerza de nuestro pensamiento.
El trabajo de Emoto fue extremadamente importante porque demostró cómo el pensamiento, la emoción y el sentimiento, al trabajar en conjunto y sincronicidad, afectan a la realidad física. A pesar de que el ser humano lo desconozca, él mismo posee el secreto que ayuda a modificar su propia realidad con sólo el potencial de su mente.

EL PODER DE LAS PALABRAS
El poder de las palabras depende de la emoción, el sentimiento y el pensamiento aplicados en las mismas. Las palabras son la manifestación acústica de un pensamiento, una emoción y un sentimiento, y así se convierten en una vibración. Las palabras son energía que con determinada frecuencia vibratoria pueden afectar la realidad física, tanto para bien como para mal. Si una persona alberga pensamientos negativos, llenos de odio, rencor, envidia, celos extremos, maldad en general, sus pensamientos se manifestarán irremediablemente en las palabras que usa. Estas mismas, al ser liberadas, estarán influyendo no sólo sobre la realidad de quien las dice, sino que también estarán afectando el entramado cuántico de la realidad universal.                                                                                                         

Basándonos en la premisa que sostiene que las palabras son la manifestación acústica de los pensamientos, las emociones y los sentimientos, las mismas generarán una frecuencia vibratoria tal que afectará el agua de todo organismo, y recordemos que el ser humano está compuesto por un 75% de agua. Entonces es evidente que una palabra puede afectar nuestro propio cuerpo en su dimensión física. La transformación física se logra mediante la repetición constante o frente a la exposición continua de palabras debilitadoras, conduciéndonos a la enfermedad. La gente se pregunta repetidas veces por qué se siente mal y por qué se enferma. Hoy es sabido que prácticamente todas las enfermedades son la manifestación en la realidad física de un estado de conciencia de determinada frecuencia vibratoria.


SOMOS CO-CREADORES DE LA REALIDAD

La realidad que vivimos es el resultado proporcional del promedio colectivo de los pensamientos, las emociones y los sentimientos humanos emanados al éter. La realidad es creada por nosotros mediante nuestros propios pensamientos. El doctor Stephen Lewis, en su libro +Sanctuary: A path to consciousness+ (Santuario: un camino a la conciencia), apunta hacia lo mismo: la energía de la conciencia afecta la materia.

Es importante que el ser humano se confronte con un nuevo estado de conciencia mediante el cual reconozca la oportunidad que tiene para co-crear su propia realidad y darle forma a su vida, logrando así revertir los resultados de las innumerables profesías catastrofistas y apocalípticas que nos advierten del equivocado rumbo de negatividad e involución.  Ahora, cuando nos exponemos a un hado de altas frecuencias o palabras transformadoras, hay cambios estructurales a nivel cuántico en nuestro interior. Todo aquel que alguna vez se haya preocupado por averiguar los principios básicos de la nueva visión de la realidad, sabe que todo es energía y que toda esta energía vibra. Por lo tanto, todo lo que se encuentre cerca de nosotros, tanto un objeto inanimado como una persona, nos estará afectando en estructura y salud. Por eso hay que ser cuidadoso con la compañía que uno elige, o dónde uno vive y también lo que uno piensa o siente. Eleva tu estado de conciencia y serás perfectamente capaz de modificar tu realidad material. Todos tenemos un gran poder para manifestar en la realidad de la tercera dimensión. Todos podemos sentir la consecuencia de nuestro propio estado de conciencia. Adquirir conocimiento nos ayuda a elevar nuestro estado de conciencia y con ello incrementamos hermosamente la responsabilidad que tenemos sobre nosotros mismos y de nuestro efecto sobre los demás. Una frase de la película "What a bleep do we know?"("¿Qué rayos sabemos nosotros?") hace alusión a las fotografías del doctor Emoto y dice así: Si nuestros pensamientos son capaces de hacer esto con el agua, imagínate qué no harán con nosotros mismos. Imagínate. Imagina lo que eres capaz de crear para ti mismo.
Brad Hunter

“Nota Publicada en la Revista El Planeta Urbano Sección Planeta-X”

Volver a inicio >>

Otros art
ículos por Brad Hunter >>
Te recomendamos leer "La Ley de Atracción" >>
Contacto >>




Website Builder