CreandoTuVida
                              una nueva forma de vivir                   
                                                                                                                                                                    
Emba
jada de Paz

Your Subtitle text
Tumor, ovario
HISTORIAS REALES INSPIRADORAS

Queridos miembros,
si tienen una *historia real e inspiradora y desean compartir esa experiencia única y movilizadora , CreandoTuVida  les ofrece este espacio para publicarla y así otras personas pueden inspirarse al leer vuestro relato.  Siéntanse  libres de cambiar nombres y lugares si desean  mantener el anonimato.  Lo que cuenta es la vivencia.
   Silvia Patrono

(*No todas las historias serán publicadas.) 


El contenido de este sitio no pretende reemplazar o sustituir los cuidados o sugerencias médicas.  Si estás en tratamiento sobre algún desorden físico o emocional, en psicoterapia, tienes convulsiones o sufres de cualquier otra enfermedad, sugerimos que consultes a tu médico o terapeuta y obtengas consejos de dichos especialistas antes de utilizar cualquier información que se presente en CreandoTu Vida.com.  CreandoTu Vida.com  no se hace responsable en absoluto del uso inapropiado de la información que su sitio provee.
_________________________________________________________________

"En mí se obró  un milagro"

"Mi historia comenzó en el 2007, después de 7 años de casada, no poder tener hijos y cientos de doctores y estudios dolorosos." Mary R.

Historia real escrita en exclusiva para www.creandotuvida.com

Mi historia comenzó en el 2007, después de 7 años de casada, no poder tener hijos y cientos de doctores y estudios dolorosos. Por fin, gracias a una radióloga, a la que Dios puso en mi camino, me descubrieron un tumor en un ovario en etapa 111c.  Yo  no sabía qué significaba esto hasta que me lo explicaron.  Pensé, "Aquí se acabó todo."  Y eso mismo me dijeron los oncólogos.  Me programaron la operación en un mes. Mes que fue un infierno para mi esposo, mi familia y para mí. En el momento que estaba en la sala de operaciones sólo recuerdo que pensé, “Dios en tus manos estoy. Que sea tu voluntad.” Cuando desperté de la operación lo primero que pensé fue, “Gracias Dios por permitirme salir viva de ahí.” Y sucedió el primer milagro. El  tumor no estaba agarrado del intestino ni de ningún otro órgano, sólo del ovario. Claro que ya había contaminado varios órganos pero tenía una pequeña oportunidad con la quimio. 

A los 21 días me dieron mi primera quimio.  Entré asustada por todo lo que se habla sobre todos los problemas que causa la quimio
en tu salud.  Me la aplicaron y 2 minutos después me dio una reacción alérgica. Por poco no salgo de ésa, pero una vez más Dios me ayudó y pudieron controlar la reacción.  Me la pusieron como pudieron. Empecé a la una de la tarde y terminé  a las 5 de la mañana.  Tuve que comer con la quimio puesta.  La segunda tuve la misma reacción y ya no la aguanté.  Regresé a mi casa y tuve una depresión que por poco me mata. Ya hasta le habían hablado al párroco de mi colonia.  Pero mi perra, una Golden Retriever (es un ángel) fue hasta mi cama, me lamió  una mano y movió su cola.  Al abrir los ojos y verla ,algo vi en sus hermosos ojos que me levanté y le hice cariños.  Todo estaba como si nada hubiera pasado. Ése fue otro milagro. Probaron 4 medicamentos más a los que fui alérgica.  El oncólogo me dijo que era el último que había  para ese tipo de cáncer.  Si  yo era alérgica a él ya no se podía hacer nada.  Me tenía  que ir a mi casa sólo a esperar morir.  Pero esa noche tuve un sueño. 

Soñé que hablaba con Dios.  No lo oí hablar ni lo vi.  Era como si dictaran cosas en mi cabeza. Me dijo muchísimas cosas pero lo más importante que me dijo fue, “Tú puedes sanarte.  Todo está en ti. Pídeme que yo te lo daré. Sólo perdona y perdónate a ti misma. Te amo y yo no te juzgo por nada. Siempre estoy contigo.   No estás sola.  No estés triste.  Todo saldrá bien.  Sólo es tu decisión.” 
Cuando fui a la quimio, las enfermeras se asustaron cuando me vieron.  Yo ya no estaba asustada y el color de mi piel era más sonrosado. Creo que hasta me veían bonita y mucho más joven de lo que soy.   Me  pudieron poner la quimio.  Me pusieron 18 y todas las soporté aceptablemente.  No tuve vómitos ni nada.  Sólo pequeñas molestias. Cuando por fin terminaron, los análisis salieron negativos en mi cuerpo. Ya no había cáncer.  Como los doctores no lo creen me hacen tumorales y ultrasonidos cada dos meses pero siempre sale negativo. Llevo 3 años de sobrevivencia del cáncer y vivo feliz con mi esposo y mi perrita.  Sé que yo nunca podré tener un hijo biológico pero se lo dejo a Dios, tal vez algún día tenga la oportunidad de adoptar a uno.  Después de mi experiencia busqué información sobre mi sueño y lo que más se parece a esa experiencia es un Curso de Milagros. Desde que lo encontré empecé a estudiarlo y a veces repito el texto y vuelvo a encontrar cosas nuevas para aplicar a mi vida.  Gracias por leer mi vivencia.  Cada vez que la cuento lloro de felicidad pero no de tristeza sino de alegría porque en mí  se obró  un milagro, no sólo de sanación física sino espiritual. De las experiencias malas ya casi ni me acuerdo sólo conservo las cosas buenas de mi sanación.  Así vivo más tranquila y feliz.
Mary R. - Lagos de Moreno, México

Te recomendamos que leas:
Historias reales sobre animales >>
M
ás Historias Reales >>
CreandoSalud >>
Volver a Inicio >>




Website Builder