CreandoTuVida
                              una nueva forma de vivir                   
                                                                                                                                                                    
Emba
jada de Paz

Your Subtitle text
cáncer, mamas
HISTORIAS REALES INSPIRADORAS

Queridos miembros,
si tienen una *historia real e inspiradora y desean compartir esa experiencia única y movilizadora , CreandoTuVida  les ofrece este espacio para publicarla y así otras personas pueden inspirarse al leer vuestro relato.  Siéntanse  libres de cambiar nombres y lugares si desean  mantener el anonimato.  Lo que cuenta es la vivencia.
   Silvia Patrono

(*No todas las historias serán publicadas.) 


El contenido de este sitio no pretende reemplazar o sustituir los cuidados o sugerencias médicas.  Si estás en tratamiento sobre algún desorden físico o emocional, en psicoterapia, tienes convulsiones o sufres de cualquier otra enfermedad, sugerimos que consultes a tu médico o terapeuta y obtengas consejos de dichos especialistas antes de utilizar cualquier información que se presente en CreandoTu Vida.com.  CreandoTu Vida.com  no se hace responsable en absoluto del uso inapropiado de la información que su sitio provee.
_____________________________________________________________________________

"Aprender a ser feliz"


Luego de vivir muertes de seres muy cercanos a ella, a Juana le declaran cáncer de mamas...

Hace 4 años pasé por un cáncer de mamas y estoy sana. Tomé la enfermedad sin resentimiento. Me hice cargo.  Me sometí a cirugía, quimioterapia y radioterapia aceptando con mucha positividad el transcurrir de la enfermedad y tomando todas las terapias con mucha responsabilidad.
Mis palabras preferidas son: salud y sanación.  Mis frases preferidas son estoy curada y tengo armonía y paz.

Historia real escrita en exclusiva para www.creandotuvida.com


"Falleció mi esposo de un infarto y al día siguiente... mi madre se fracturó la cadera... luego de un largo sufrimiento falleció y a mí me declararon un cáncer.... Soy muy compresiva de los otros que tienen problemas. Dedico parte de mi tiempo pero no todo el tiempo.  He "aprendido a decir no" a todo aquello que cambie mi tranquilidad.  Soy muy feliz." Juana C.  –  Mendoza, Argentina


El dolor y sufrimiento fueron los que ocuparon parte de casi todo el año 2005 y 2006 en mi vida. Falleció mi esposo de un infarto y al día siguiente, junio de 2005 mi madre se fracturó la cadera. Comenzó un sufrimiento tanto para ella como para mí que terminó el 14 de enero, 2006, cuando falleció.  Le hicieron 4 cirugías y le pusieron 4 prótesis,
que rechazaba con hemorragias.  Necesité durante el período que duró su enfermedad, 390 donantes de sangre.  Algo inexplicable era este sufrimiento. Cuando no había más dadores y viendo a mi madre con tanto dolor decidí no autorizar más cirugías. Comenzó entonces otra lucha no sólo con la enfermedad sino  ahora con los médicos inescrupulosos a quienes lo único que les interesaba era el dinero que obtenían. Logré llevarme a mi madre a morir a mi casa.  Así sucedió. Murió en paz rodeada de sus hijas y lejos de todo lo que representa un hospital.

Al día siguiente de fallecer mamá, me detectaron cáncer de mamas por la bajada de defensas que sufrí en casi 7 meses y las situaciones estresantes.
(Me había realizado el control un día antes  que falleciera mi esposo y todo estaba perfecto.) Comencé a darle batalla al cáncer. Me sometí a cirugía, biopsias, quimio y radioterapia. Todo comenzó en enero del 2006 y en noviembre había terminado las terapias que requerían semejante enfermedad.  Jamás pensé que iba a morir sino que era una enfermedad que había que respetar.  Yo hacía una vida normal.  Por ejemplo, iba al cine, al shopping, me compraba ropa muy linda y cara. Obvio, estaba proyectando mi vida en algo que hago actualmente, viajar.  Viajo muchísimo.  Han pasado cuatro años ya. Me hago controles cada seis meses. Los últimos estudios los vio mi oncólogo el jueves 22 de abril, 2010. Soy consciente que debo controlarme cada seis meses pero estoy segura que de cáncer no voy a morir. Mi vida dio un giro de 360 grados. Me quedé sola, sin familia, pero jamás me siento sola. Estoy conmigo misma y con mi consciencia, que ha soltado el pasado y disfruto,  disfruto, disfruto…  Disfruto una comida, un rico vino, una hermosa casa, mis plantas… soy muy coqueta y jamás salgo a la calle sin acicalarme.  Soy muy compresiva de los otros que tienen problemas. Dedico parte de mi tiempo pero no todo el tiempo.  He "aprendido a decir no" a todo aquello que cambie mi tranquilidad.  Soy muy feliz
Juana C.  –  Mendoza, Argentina

Te recomendamos que leas:
M
ás Historias Reales >>
El Poder de las Palabras >>
CreandoSalud >>
Volver a Inicio >>

Website Builder