CreandoTuVida
                              una nueva forma de vivir                   
                                                                                                                                                                    
Emba
jada de Paz

Your Subtitle text

Parálisis

HISTORIAS REALES INSPIRADORAS

Querido miembro,
si tienes una *historia real e inspiradora y deseas compartir esa experiencia única y movilizadora , CreandoTuVida  te ofrece este espacio para publicarla y así otras personas pueden inspirarse al leer vuestro relato.  Siéntete  libre de cambiar nombres y lugares si deseas  mantener el anonimato.  Lo que cuenta es la vivencia.
   Silvia Patrono

(*No todas las historias serán publicadas.) 

El contenido de este sitio no pretende reemplazar o sustituir los cuidados o sugerencias médicas.  Si estás en tratamiento sobre algún desorden físico o emocional, en psicoterapia, tienes convulsiones o sufres de cualquier otra enfermedad, sugerimos que consultes a tu médico o terapeuta y obtengas consejos de dichos especialistas antes de utilizar cualquier información que se presente en CreandoTu Vida.com.  CreandoTu Vida.com  no se hace responsable en absoluto del uso inapropiado de la información que su sitio provee.
____________________________________________
Valorar la Vida

El año pasado estaba a punto de comenzar a dar el Curso de Milagros como maestra y a tan sólo unos dos días antes de dar por primera vez mi primera clase  me enfermé.  Me dio el Síndrome de Guillain Barré  . Todo mi cuerpo quedó paralizado, quedé  cuadripléjica... Hoy estoy convencida que esta bendita enfermedad me ayudó a valorar lo que tiene valor y dejar lo que no lo tiene... Claudia A. - México


El año pasado estaba a punto de comenzar a dar el Curso de Milagros como maestra y a tan sólo dos días antes de dar por primera vez mi primer clase,  me enfermé.  Me dio el Síndrome de Guillain-Barré* todo mi cuerpo quedó paralizado, quedé  cuadripléjica.
 
Días anteriores mi hija se me había perdido cuando visitábamos un circo.  Afortunadamente la encontré después de media hora.  Pienso que mi sistema inmune  resultó afectado  porque a la semana me paralicé físicamente.  Esto pasó el año pasado (2010); hoy me encuentro mucho mejor. Ya camino con la ayuda de mi andadera y estoy en la recta final ahora que pronto pueda subir escaleras, pueda hincarme y levantarme por mí misma. Al  aprender el equilibrio estaré del otro lado y esto quedará en el recuerdo.

Yo tenía una vida normal. Me levantaba con ánimo y hacía mis labores cotidianas como cualquier persona.  Llevaba a mis hijos a la escuela y trabajaba como todos ustedes pero un día de la noche a la mañana, mi cuerpo se paralizó dejé de caminar, mis manos ya no me respondían, los doctores y familiares se preocuparon pues estuve a punto de morir. 

Recuerdo que antes de salir de mi casa hacia el hospital mis hijos lloraban y me preguntaban qué pasaría con ellos que no querían ir a casa de su papá a vivir. Me quedé pensando qué les podía yo decir a esas dos criaturas con sus ojos llenos de agua y que sólo confían en mí y pensé, "Dios mío, ¿qué les digo?" Y de mi boca salió, "Hijos míos, esto es perfecto para nuestro aprendizaje, Dios no, nos va a abandonar.  Sé que no es maravilloso pero Dios nos va ayudar así que dejen esas caritas de tristeza y vamos a confiar en Dios."  Ya estando en el hospital la parálisis subía cada vez más y temían se paralizara mis pulmones.  Muchas personas oraron por mí y estando en el hospital recuerdo que hablé  con Dios y le dije, “Dios mío, tú sabes cuánto te amo, por más feo que se ponga esto, yo confió en ti. Yo voy a amarte por siempre, aunque quede paralítica y lo sabes, te amo."



Al día siguiente me aplicaron plasmaferesis y limpiaron mi sangre.  Respondí a la perfección al tratamiento y la parálisis se detuvo.  Desde entonces no he dejado de recuperarme día a día y los milagros no cesan en llegar.  Saliendo del hospital ya había una cama de hospital en casa que pagó una de mis hermanas, me llegó una silla de ruedas prestada, ya estaba una persona quien me cuidaría durante mi rehabilitación, llegaron los terapeutas, mis hijos estaban bien cuidados junto conmigo, una de mis hermanas atendió  mi trabajo y no me faltó dinero para pagar la renta.  Al poco tiempo llegó una grúa con la que me podían transportar de mi silla a la cama.
 
En un principio me daban de comer en la boca, me limpiaban y me bañaban en la cama.  No podía sostener ni un libro en mi mano y me leían en las tardes.  Las lágrimas salían por mis mejillas y pensaba, " Dios mío, que esto pase pronto. Te amo con todo mi corazón, Padre mío, gracias por escucharme." Conforme estaba mejorando. No paraba de darle gracias a Dios cuando por fin pude comer por mí misma.  Cuando comencé a gatear y pude sentarme en la taza del baño y limpiarme por mí misma las lágrimas recorrían mis mejillas de alegría, y cuando hace 4 meses di mis primeros pasos con la andadera, salían lágrimas de felicidad.  La curación sigue manifestándose todos los días.  Es maravilloso cuando confías en Dios y en lo increíble y perfecto que Dios creó nuestro cuerpo capaz para restablecer la energía perdida.

 

Jesús decía, " Busca en el reino de los cielos… el reino de los cielos se encuentra en ustedes." 
  Busca en tu corazón, busca en tus pensamientos.  ¿En qué andas pensando, amor u odio? Perdona, da amor, ten confianza en Dios y todo te llegará por añadidura.  Perdonando mis errores y a quienes me han herido, amando y confiando en el amor de Dios, así de fácil, me mantuve con Fe sanando mi mente. Sólo se trata de sanar nuestra mente.

Hoy estoy convencida que esta bendita enfermedad me ayudó a valorar lo que tiene valor y dejar lo que no lo tiene.  Quiero compartir la experiencia de esta bendita enfermedad con las personas que padecen el Síndrome Guillain Barr
é  y decirles que le echen ganas, que sí van a volver a caminar.  Siento que esto me pasó a mí para poder ayudar a otros a sanar.  También  vi a todos los amigos y familiares que me aprecian y vi lo afortunada que soy de tener tanto amor a mi alrededor.


 
Aprendí a no juzgar mis circunstancias, al contrario, siempre vi esto como oportunidad para ser mejor ser humano, nunca lo vi como un obstáculo.  Fue una oportunidad de aprender el amor. Comprendí que en la experiencia humana siempre hay pobreza o riqueza.  A veces hay trabajo, a veces no lo hay. A veces estás casada, a veces divorciada.  A veces hay enfermedades, a veces no.  Comprendí que no importa cuál  que sea mi circunstancia, el secreto es ser feliz en cualquiera que sea su forma, aunque las apariencias digan lo contrario siempre queremos estar sanos para ser feliz.  Cuando sea rico voy hacer feliz… aprendí que se puede ser feliz cualquiera sea tu circunstancia.  Todo está en tu mente unida a la mente de Dios.
 
Fue un año de retiro espiritual y el haber estudiado el curso anteriormente me ayudó muchísimo a sanar  pues siempre supe que Dios está dentro de mí pero sólo lo “sabía”, ahora lo “sentí” y sé  que las enfermedades no son reales.  Le pedí a Dios que me ayudara a componer lo que yo había echado a perder al dejar entrar el miedo y así fue.  Ya sabes los milagros no han dejado de llegar.  Pude recuperarme con la fortaleza con que él me sostuvo siempre; confié en Él y aprendí a darle valor a lo que realmente lo tiene.   Lo increíble es que me llegó mucho material para próximamente poder utilizarlo pues tengo planeado por fin el 1 de Septiembre, 2011 darlo aquí en este pequeño lugar llamado Tequisquiapan en Querétaro  y si antes varias personas querían tomar mis clases del Curso de Milagros, ahora hay todavía más personas que quieren participar pues les sorprende que tras mi invalidez a tan sólo un año más tarde  estoy tan recuperada y quieren saber cómo el curso tuvo que ver  en esto.  No cabe duda que Dios tenía todo el control de la situación y que yo todavía tenía que aprender una lección más antes de salir a dar el curso.



El Curso de Milagros me ayudó a reflexionar día a día y ha sido maravilloso.   Yo le digo a los que me conocen que sean felices, que no juzguen ninguna circunstancia pues todo es perfecto para tu aprendizaje. Ámense mucho, sean misericordiosos con ustedes mismos que no hay pecado o error más grande que el amor de Dios no perdone, sean felices. 
Claudia A. – México

____________________________________________________________
CreandoTuVida TV
Claudia Alvarado participa de nuestro programa y nos cuenta su inspiradora historia. 
Parte 1


Parte 2

___________________________________________________________

 * El Síndrome de Guillain-Barré es un trastorno en el que el sistema inmunológico del cuerpo ataca a parte del sistema nervioso periférico. Los primeros síntomas de esta enfermedad incluyen distintos grados de debilidad o sensaciones de cosquilleo en las piernas. En muchos casos, la debilidad y las sensaciones anormales se propagan a los brazos y al torso. Estos síntomas pueden aumentar en intensidad hasta que los músculos no pueden utilizarse en absoluto y el paciente queda casi totalmente paralizado. En estos casos, el trastorno pone en peligro la vida - potencialmente interfiriendo con la respiración y, a veces, con la presión sanguínea y el ritmo cardíaco - y se le considera una emergencia médica. El paciente es colocado a menudo en un respirador para ayudarle a respirar y se le observa de cerca para detectar la aparición de problemas, tales como ritmo cardíaco anormal, infecciones, coágulos sanguíneos y alta o baja presión sanguínea. La mayoría de los pacientes se recuperan, incluyendo a los casos más severos del Síndrome de Guillain-Barré, aunque algunos continúan teniendo un cierto grado de debilidad. >>>

_____________________________________________________________
Si deseas enviarnos tu historia real haz click aquí >>>
Volver a Inicio >>>
Website Builder