CreandoTuVida
                              una nueva forma de vivir                   
                                                                                                                                                                    
Emba
jada de Paz

Your Subtitle text
Alberto Ivern, filósofo, escritor, actor
       
CreandoTuVida entrevista a:
                              
Alberto Ivern
     
              actor, mimo, profesor, filósofo, escritor...

"Mis libros nacen de una necesidad de que ciertas cosas sean dichas y estén escritas. Cuando no encuentro  en los archivos disponibles ninguna bibliografía específica sobre un tema, me empiezo a preguntar, “¿Por qué?” y termino provocando debates, dando conferencias, escribiendo un libro.  Si los hubiese encontrado escritos, los hubiese comprado y recomendado a mis estudiantes." Alberto Ivern
________________________________

CTV- El mimo observa la realidad y la representa/interpreta su visión a través del movimiento.  El filósofo observa la realidad y la interpreta a través de las palabras.  Esta combinación de mimo y filósofo dentro de Alberto Ivern deja ver una gran necesidad de expresar lo que se ve, siente…  ¿Puedes explayarte sobre tu elección o elecciones de vida para la expresión?
A.I.-
El arte es un gran “anticipador estructurante”. A través del arte una comunidad puede REPRESENTAR ante  sí misma el proyecto de vida que desea realizar: la escala de valores, las actitudes, los modelos de convivencia que concibe mejores…etc. “RE” es volver, “PRE” es anticipar y “SENTAR” es adoptar ese fundamento.  El arte es volver a sentar ese fundamento que nos habíamos prefijado, por eso hablamos de “re-crear-nos”. Pero no como individuos aislados.  Aunque lo piense como un bien para sí, el que canta, el que pinta, el que escribe, el que habla…expresa o propone una   “representación”  o imaginario social a compartir, como  identidad cultural.  Por otra parte a veces hablamos del artista,  del filósofo, del educador, del escritor, del estadista…como si se ocupasen cada uno de cuestiones diferentes.  En cambio todos tratan de expresar (y así de concebir y realizar) lo mismo: un “mundo” es decir una realidad humanamente habitable.

 CTV- ¿Cómo nace tu libro “Hacia Una Pedagogía de la Reciprocidad”?
A.I.-
Nace como todos mis libros sobre educación, filosofía y en general mis libros de “formación”.  Ellos nacen de una necesidad de que ciertas cosas sean dichas y estén escritas. Cuando no encuentro  en los archivos disponibles ninguna bibliografía específica sobre un tema, me empiezo a preguntar, “¿Por qué?” y termino provocando debates, dando conferencias, escribiendo un libro.  Si los hubiese encontrado escritos, los hubiese comprado y recomendado a mis estudiantes.  Si bien me gusta mucho escribir, nunca “soñé”  escribir sobre esos temas.  Me gusta escribir novelas y cuentos.  Espero algún día poder dedicarme a eso.

CTV- ¿Cuál es  tu libro predilecto y por qué?
A.I.-
Me encantan casi todos los libros que aún  no publiqué.  Sólo he publicado urgencias. Y ahora estoy escribiendo un programa de televisión, que es una versión más interesante de “Hacerlo Posible.”

CTV- Hablando de otros autores y filósofos, ¿quiénes influyeron en tu vida y pensamientos?
A.I.- En general soy de los que pueden decir “no estudié con ninguno,  aprendí de todos”.  Pero indudablemente que hay autores a los que debo no sólo conocimientos sino el deseo de desear conocer, escribir y hasta vivir.  Borges,  Cortazar, Galeano… entre los muchos escritores.  Heráclito, Sartre, Deleuze-Guatari… entre los muchos filósofos.  Freire, Piaget, entre los  muchos pensadores de la educación.

CTV-  Estás como colaborador permanente del programa radial “Habitándonos.”  Para un mimo sería imposible trabajar en la radio.  Aquí la herramienta es la voz… ¿Qué piensas de la radio como medio de expresión y comunicación? 
CTV-
Necesito aclarar tres cosas: Es verdad que los mimos no solemos utilizar la voz para expresar sensaciones, emociones, decisiones en una representación escénica. Pero tampoco lo hacen los pintores en una exposición; ni los músicos, ni los escultores, ni los bailarines… Incluso los actores, cantantes y poetas, (suponiendo que fuesen éstos, tres géneros diferentes),  no utilizan la palabra según un contexto de uso cotidiano, sino para pronunciar el mundo poéticamente. Sin embargo (y esta sería la segunda aclaración), todos pensamos con palabras. La radio sigue siendo una magnífica oportunidad de sembrar palabras liberadoras, pacificadoras, esperanzadoras…palabras que sean como claves (llaves), como alas, como caminos, como puertas…La tercera aclaración es que fui convocado al programa como filósofo (no como mimo)

CTV-  Escribes los monólogos del personaje de Ofidia, en “Habitándonos”.   ¿Nos puedes contar como nace Ofidia y este otro aspecto tuyo como escritor, en este caso de monólogos con una veta humorística maravillosa?
A.I.-
Hace años compartimos con Cecilia Colombo un programa radial que se llamaba “Hay Lugar” y donde teatralizábamos las noticias del día. Las comentábamos desde un ámbito no periodístico, por ejemplo, desde una familia que estaba comiendo fideos, o desde unas
personas que viajaban en colectivo, etc. Cuando ella piensa en realizar y conducir  este nuevo programa, “Habitándonos”,  decide reciclar aquella idea y me propone escribir pequeñas teatralizaciones de los temas a tratar durante el programa. Cuando empezó el programa los actores que debían interpretar la primera teatralización, no estaban disponibles, entonces decidimos empezar por un monólogo.  A su vez la grabación no salió bien, no había tiempo de volverlo a grabar  y Cecilia tuvo que interpretar ella misma el monólogo, en vivo. Muchos oyentes llamaron  felicitándola por el monólogo, entonces la producción decidió que también el segundo programa fuese un monólogo. Así, el nombre de un personaje, “Ofidia”, inventado para representar la envidia,  quedó como  “el nombre del personaje”. Y éste, lógicamente fue creciendo, revelando otros aspectos secretos de su compleja personalidad: sus culpas, sus enojos,  sus miedos… No sabemos cómo se la imagina la gente, tal vez podríamos preguntarles y armar la caracterización con esos datos. Pero ya parece tener vida propia. Apenas me dicen el tema que viene, me siento a escribir y “la escucho”, incluso “la veo” en una situación y “la entiendo”, me parece lógico lo que dice. Y a partir de lo que ella cuenta se disparan reflexiones, comentarios, preguntas…

CTV- ¿Próximo libro o proyectos?
A.I.-
Estoy escribiendo “Hacerlo Posible TV” con la misma idea del libro pero para televisión.  Acabo de escribir tres libros –aún no editados- sobre formación de líderes sociales y sobre “claves para la transformación de la realidad”.  Pero lo que más me entusiasma es grabar y publicar “los diálogos de Ofidia” que es una idea de Cecilia  Colombo a partir de una sugerencia de Jorge Patrono.


CTV- CreandoTuVida es un sitio que promueve el concepto de la Ley de Atracción.  ¿En tu caso  podrías compartir con nuestros miembros como puede la gente aprender a manifestar lo que desea desde un manejo consciente de su propia energía?
A.I.-
Creo que el punto de partida es “concebir”, hacerle lugar en uno al deseo o proyecto, dándose cuenta que ya ha empezado a realizarse, por el hecho mismo de estarlo deseando.  En efecto, hay una “ley” del universo (presente en todas las grandes culturas antiguas) que dice “así adentro como afuera”.  Esa ley se cumple cuando nos empezamos a permitir algo y entonces coincide, se acopla ese “algo” pensado (adentro)   con ese “algo” real (afuera). ¿Cómo ocurre ese “acoplamiento”.  La fe de que ya está ocurriendo nos vuelve sujetos “presentes”, “atentos”, asomados por las escotillas de nuestros ojos al insondable universo.  De pronto la oportunidad “aparece” y estamos listos para aprovecharla. ¿Por qué “aparece”? Porque la podemos “percibir” (si no la hubiésemos concebido, si no la estuviésemos esperando, no la hubiésemos podido “ver” como “nuestra” oportunidad).  ¿Y por qué estamos listos para aprovecharla? Por la misma razón: para poderla concebir, tuvimos que transgredir el “círculo de baba” de lo permitido, de lo que hasta ahora creíamos que era lo único “concebible”.  A lo mejor lo veíamos como posible para otros pero no para nosotros, es decir como un “afuera” que no tenía nada que ver con nosotros.  No fluíamos según la ley de la “unidad” del universo, sino según mandatos a los cuales estábamos “sujetados”  y que sólo nos permitían concebir más de lo mismo.
Reportaje exclusivo para  www.creandotuvida.com


Los que quieran recibir gratuitamente  "La Plaza Web" (revista digital, para decisores sociales y políticos, que dirige Alberto Ivern) pueden solicitarlo a info@laplazaweb.com.ar  (sólo deben escribir diciendo quiero recibir La Plaza web).


Volver Inicio>>
Volver Reportajes>>

Más sobre Alberto Ivern
Reportaje como educador y escritor >>
Neurocuántica>>
Monólogos de Habitándonos>>
Habitándonos, programa radial>>






Website Builder